Seguramente se preguntaran porque no he escrito nada en esta última semana, asi que voy a comentarles de manera breve lo que pasa por mi vida, empiezo:

Señores, señoras, niños y niñas, despues de 8 largos años de trabajar en el COLMICH, ahora es mi despedida, me ofrecieron un trabajo nuevo en la ciudad de Guadalajara, es bastante interesante y promete ser muy fructifero, y sobre todo es volver a mi ciudad, cosa que considero que ya tambien era necesaria, despues de todo este tempo creanme que es muy dificil decir adios o hasta luego, he vivido tantas cosas en Zamora que parece que fue ayer cuando recien egresado me dieron el trabajo alla, ahora todo cambio voy a  otro puesto con nuevas responsabilidades pero dejo a grandes amigos  y compañeros de trabajo, por mas que pienso y trato de encontrar una respuesta a mis preguntas de como me siento en realidad no las entiendo, parece que como dice Fernando Delgadillo es ese momento entre llorar y reir, cuando el gusto y la alegria colapsan en un momento, una situación y demas, asi que esta navidad sera de cambios y el 2008 sin lugar a dudas sera un año de reiniciar miles de situaciones, nuevas amistadas, nuevos lugares y reencontrarse con viejas “amistades y lugares”.. no piensen mal.

Voy a sentir raro despertar el lunes por la mañana y no tomar la carretera a México, y sobre todo que mi nuevo lugar de trabajo esta a solo 10 minutos de mi casa ya no a 2 horas y media.

Asi de que de regreso seguire contandoles mis locuras aventuras y demas situaciones desde este rincón donde nunca para de llover.