Hace unas semanas mi Amigo el gran Ro, me trajo un disco de dexter Gordon, han de saber que cada dia va creciendo mas mi aficion por el jazz, aparte de que me encanta el Rock y el progreivo el jazz es fabuloso.  Asi que no pude dejar de buscar mas sobre este gran saxofonista y encontre esto en la pagina de Biografias de jazz.

Nacido en Los Ángeles, el que fuera uno de los mejores saxofonistas
tenores del bebop y el hardbop, el joven Dexter
Gordon
, aprendió teoría musical y clarinete, antes de escoger, el
saxo alto a los quince años y, definitivamente el tenor dos año después.
Su carrera comenzó con la orquesta de Lionel
Hampton
, con la cual permaneció tres años. Después de actuar
durante seis meses con la orquesta de Louis
Armstrong
(1944), fue contratado por Billy
Eckstine,
por un periodo de un año y medio. De nuevo en Los Ángeles,
participó en un sexteto al lado de Charlie Parker
y Miles Davis, para, seguidamente, crear su
primer cuarteto, con el que desarrolló una intensa actividad entre Los Ángeles
y Nueva York. Durante esta época grabó con Dizzy
Gillespie, Fats Navarro, Charlie Parker, J.J.
Johnson y
Tadd Dameron, antes de
asociarse con Wardell Gray, con quien
protagonizó interesantes duelos entre 1947 y 1952 y de los que nació el
disco “The Chase” (1947) .


Después de pasar unos años en prisión (1953-1955) por un asunto de
drogas, grabó tres discos, “Daddy Plays
The Horn”, “Stanley
The Steamer”
y “Dexter Plays
Hot
and Cool”, al que
siguió un periodo de olvido para volver en 1960 cuando escribe la música
para la obra de teatro, posteriormente pasada al cine, “The
Connection”
y graba el disco “The
Resurgence of Dexter Gordon”.
Seguidamente firmó un
contrato con Blue Note que daría siete excelentes discos, entre los que
destacan “Doin’ Allright”,
“Dexter Calling” (ambos de
1961), “Go” y “A Swingin’
Affair”
(ambos de 1962) y sobre todo, “Our
Man
In Paris” en 1963.

Dificultades laborales le impidieron  desarrollar todo su talento
expresivo. Fue la invitación a actuar al Ronnie
Scott’s
de Londres, lo que significó el inicio de un largo exilio
europeo. A partir de 1962 se instala en Dinamarca,
donde es tratado con respeto y afecto, grabando muchos discos para el
sello SteepleChase con músicos que viven o
están de paso por Copenhague, como Kenny Drew,
Horace Parlan o el pianista español,
Tete Montoliu
. Al mismo tiempo se presenta en muchos festivales
europeos (Malmoe, Molde, San Remo, Berlín, Lugano) y también en pequeños
clubes, dejando su magistral huella en París a través de dos discos históricos
de Blue Note, el ya citado, “Our Man in
París”
(1963, con Bud Powell) y “One
Flight Up”
. Sin embargo siguió yendo a Nueva York por cortos
periodos de tiempo; en 1976, por ejemplo fue contratado por el Village
Vanguard
, en un regreso que significó el renacimiento del Bebop en
los Estados Unidos. A partir de entonces, su vida se dividió entre
Est
our man in parisados Unidos y Europa. 

Su estelar
participación en una de las obras cumbre
s del jazz y el cine como fue la película
dirigida por el cineasta francés, Bertrand
Tavernier
en 1986 y titulada “Round
Midnight” fue el punto y final glorioso
a una vida llena de música y
sensibilidad.
               

 Un disco básico y de a huevo para su coleccion de jazz  es “Our
Man
In Paris”,
No pueden deja de escucharlo y si es con una botella de vino y buena compañia, mejor. Luego les pongo la discografía completa si les interesa. Aunque es mejor recomendarle unas rolas.

A %d blogueros les gusta esto: