Misterios del Rock, ¿VENDIÓ ROBERT JOHNSON SU ALMA AL DIABLO?

Publicado por F. Aureliano Moreno R en

Robert Johnson

Uno de los temas que mas me gustan en la vida es la música, sin embargo la musica tambien tiene un lado de interes oscuro y secreto y dentro de este tema hablaremos ahora de algunos de los mas reales y poco comprobables misterios del ROCK bueno el BLUES…

¿VENDIÓ ROBERT JOHNSON SU ALMA AL DIABLO?

Mi leyenda favorita y quizas algunos de ustedes lo recuerden porque lo comente hace algunos post sobre el club de los 27,  en donde hablamos de todas aquellas estrellas que habían muerto a los 27 años de edad, pues el primero fue Robert Johnson,  y el misterio radica en la leyenda que hay detrás de su virtusosimo en la guitarra y la historia empieza así.

Robert LeRoy Johnson nació en 1911 en Hazlehurst, al sur del estado de Missisipi, aun hay dudas de su verdadero padre, pero asi tardó años en saber su verdadero apellido, aun así fue el undécimo hermano de una familia negra en una época muy complicados para alguien de color.

Dicen que era un musico muy malo o digamos algo insignificante y desde muy pequeño se puso a seguir a los grandes bluseros, hasta que inicio su tragica historia de amor, en 1929 encontró junto a Virginia Travis de 16 años algo de tranquilidad emocional y se caso con ella. Y peor que telenovela ella quedó felizmente embarazada, pero en abril de 1930, murió en el parto junto al bebé.

yz4Pc1FTiZNs8z1EhNZqocVJho7

La leyenda nos lleva según el viejo folclore , a un lugar donde dos caminos se cruzan, allá donde el mal habita, y ahi es donde  Robert Johnson conoció el talento y el virtuosismo de la mano del mismísimo demonio, en el cruce de los caminos 49 y 61 a  las afueras de Clarksdale , Mississippi, ahi fue donde  vendió su alma al diablo para que pudiera tocar la guitarra de la manera única, mejor que cualquier otro músico de blues de la historia.

Robert tocó por todo el sur de Estados Unidos. Nunca se quedaba en el mismo lugar, como si huyera de el mismo. El público afirmaba que tenía algo mágico que cautivaba. Sorprendía al público con su música y su  guitarra  sonaba como si fueran dos, su voz  podía cambiar de formas, sus ojos fijos que miraban como poseídos.

La letra de las canciones trataba sobre desesperación religiosa y demonios interiores, y dos de sus mayores exitos hacían referencia a su supuesto pacto. “Crossroad blues”   habla de un cruce de caminos que muchos consideran como el lugar señalado para el pacto, y  la letra de otro de sus éxitos, “Me and the devil blues”, dice: “Early in the morning, when you knock at my door, Early in the morning, when you knock at my door, I said Hello Satan, i believe it’s time to go”. (Temprano en la mañana, cuando golpeas a mi puerta, digo Hola Satán, creo que es tiempo de partir).

En uno de estos conciertos fue descubierto por un promotor musical, y entre noviembre de 1936 y junio de 1937, grabó 29 canciones, algunas con dos tomas, que junto con dos fotografías, son el único testimonio de su paso por este mundo. Este material, junto con alguna versión, compone los once Lp’s de su discografía y que la casa editaría poco a poco.

Una anécdota es que Robert hizo las grabaciones con su guitarra Gibson medio destruida y de la que no se separaba jamás, y de cara a la pared. Los directivos del estudio corrieron el rumor que era para que no le vieran los ojos poseídos al cantar, aunque algunos músicos lo atribuyen a que la acústica así era mejor. Esto y el hecho de que  algunos conocidos le atribuyeran extraordinarias habilidades, como por ejemplo, tras una tarde de charla, con la radio de fondo y Robert sin prestar atención a la música, era capaz al día siguiente de reproducir cada canción por orden y nota por nota.

Su leyenda aumentaba y la gente acudía en masa a vele, atraídos por su música y por el morbo de su personalidad, cada vez más esquiva que le llevaba a tocar en semipenumbra para que la gente no viera su manera de puntear la guitarra, o a desaparecer en medio de una actuación. Buscaba a una mujer en cada ciudad, tocaba en un local y desaparecía, hasta que el 13 de agosto de 1938,  en Greenwood, Carolina del Sur, el diablo se cobró su supuesta deuda. ( QUE LEYENDA )

Dicen que Robert tuvo el error de seducir a la mujer del dueño del local donde tocaba esa noche, el “Three Forks”  y le dieron una botella de whisky abierta. Antes de que Robert pudiera beber, un músico que le acompañaba se la quitó y la rompió advirtiéndole que nunca bebiera de una botella abierta,  pero Robert se enfadó y le trajeron otra botella también abierta de la que bebió y ahi fue envenenado.

Leyenda mito o realidad pero es el primero del CLUB de los 27, y uno de los mas grandes blues man de la historia, quizas la razón de su manera de tocar es la mas simple, el dolor y la vida sin camino que llevaba era la pura inspiración de creación de esta música, ya que eso es el blues, la tristeza y el dolor de una persona oprimida,  ademas que  aunque es mentira definitiva que aprendió a tocar de un dia a otro, su manera de hacerse leyenda es mas divertida y creíble a que solo era un simple alcoholico  y sin sentido  muchacho que se perdió en su camino y se hizo bueno practicando la guitarra como lo debemos hacer todos.

¿Porque pienso que es un mito?

Segun mis 40 minutos de investigación, el mismo Robert hizo su leyenda de  boca a boca, Dicen que el mismo relataba que en su viaje.

Se había reunido con el Diablo en un cruce de caminos y le había vendido su alma a cambio de dominar la guitarra como nadie antes lo había hecho. Además, ¿a quién podía recurrir si no tras la muerte de su esposa y su prematuro hijo? El cruce de las autopistas 49 y 61 en Clarksdale, Mississippi, fue el escenario donde, una medianoche, un hombre vestido de negro cogió la guitarra del bluesman y la afinó a cambio del módico precio de su alma.

Robert se aprovechó de todos estos rumores y mantuvo  ese halo de misterio cuando en realdiad el demonio que instruyó a Robert Johnson no procedía del infierno sino de Alabama y su nombre era Ike Zinnerman, un bluesman que aprendió a tocar la guitarra bajo la luz de la luna de medianoche, sentado encima de las lápidas de los cementerios, ( Creo que esto suena mas a leyenda, pero no, la verdad es que habitaba junto a un cementerio y luego se convirtio en pastor, segun los comentarios de su propia hija). Zinnerman fue el diablo mentor que logró que, a base de chingarle en la guitarra y recordarle su miserable y triste vida logró que  Johnson llegara a ser el Rey del Blues.

Entonces tienes dos opciones, toma la sigueinte y me dices si eres ya lo que quierias ser.

“Si quieres aprender a hacer canciones por ti mismo, toma tu guitarra y ve donde se cruzan los caminos, donde está la encrucijada. Quédate allí, y asegúrate de estar allí hasta poco antes de medianoche. Tienes que estar tocando una canción con tu guitarra. Un hombre grande y negro vendrá, tomará tu guitarra y  la afinará. Entonces tocará una canción y te devolverá la guitarra. De esta manera aprenderas a tocar cualquier cosa como quieras”.

Pero si algún dia pasas por el cementerio Beauregard, no dudes en quedarte hasta altas horas de la noche y tocar un blues, ten seguro que nadie te molestara y estarás en paz.

Trivia: ¿Cuantas tumbas existen de Robert Johnson?

Fuente: http://misterios.co/2011/05/11/la-leyenda-de-robert-johnson-el-musico-que-pacto-con-el-diablo-para-ser-el-mejor-guitarrista-de-todos-los-tiempos/

Categorías: Musica

F. Aureliano Moreno R

Creo en el poder del contenido y difundir las ideas , construir comunidades , y atraer y fascinar a los usuarios , les por eso que he invertido tiempo en aprender a crear sitios web, a ser emprendedor en proyectos de animación e imagen , me encanta la comida y hacer música. Tengo una hermosa esposa y una luz gigante que nació para darle un nuevo sentido a nuestras vidas, ademas de tres hermosos cachorros que llenan de amor nuestro hogar.

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + fifteen =