Kashlina, nació  en la oscuridad de los reinos demoníacos, desde que inició su vida de aventuras y sabiduría no ha regresado a los Nueve Infiernos más de unas pocas ocasiones, Cada uno de estos viajes provoca en ella una transformación, se puede decir que se hace muy vieja o muy joven depende del punto de vista de uno.

Ellla se enorgullece de su habilidad para dominar a sus enemigos y sobrevivir a toda adversidad. La edad, en lo que a ella respecta, es una medida inmaterial en comparación con sus habilidades.

Ella profesa la fuerte independencia de su raza, pero muestra una feroz naturaleza de clan cuando de vez en cuando se digna a trabajar  con otros. Ella tiene una apariencia tranquila bien practicada que desmiente su temperamento volátil característica de su raza.

La única advertencia que sus infortunadas víctimas reciben de su ira devoradora es un sutil levantamiento de su manto mientras su piel se eriza lo largo de su espina dorsal,  como gran felino sus garras afiladas se alargan hasta convertirse en agujas finas y letales.Ningún insulto queda sin respuesta, nunca olvida nada.

Es  altamente habilidosa en magia, resultado de años de práctica ininterrumpida, y los años de dedicación a entrenar las artes marciales es un testimonio de su habilidad en el combate mano a mano.

Su Quarterstaff lleva las marcas de sus victorias a manera de insignias para no olvidar que pudo haber muerto, un secreto que le encanta decirle a  su retador cuando es digno es que su nombre quedara en su staff después de su derrota.

Cuento corto” Presentación”

El crujir de las hojas bajo los sucios pies del par de Bugbears es casi completamente opacado por sus guarridos y el golpeteo de cadenas en sus vestimentas de cuero. Mientras entran a un silencioso claro, entre ellos cuelga de un tronco apoyado en sus hombros el cuerpo de un grueso jabalí cazado apenas un par de horas antes.

Tras arrojar el botín al suelo y entre gestos violentos, sonidos sucios y amenazas, el mayor de ellos envía al otro en busca de ramas. Él, a su vez, se dispone a preparar un par de muletas sobre las cuales apoyar la cena sobre el fuego.

BUGBEAR

Un Bugbear no es una criatura alegre. Desde su figura musculosa hasta su desagradable aroma, no hay una sola invitación de los sentidos a acercarse a estas bestias en son de paz. Con duros golpes de un mazo viejo y embotado, el menor de ellos desprende cortezas y ramas de árboles viejos. Las ramas sobre su cabeza tiemblan con cada impacto. Él, poco a poco, añade la madera a un manojo que se vuelve robusto y sustancioso. Antes de que anochezca, da media vuelta y se dirige al claro.

Una luz inquieta se cuela entre los troncos. Su gesto se tornó en enojo al ver la espalda de su compañero sentado frente a la hoguera ya encendida. En un arranque de furia, el montón de piezas de madera vuela hacia la estampa quieta del hermano mayor, rebotando trozos de árbol en todas direcciones mientras el cuerpo inerte cae de espaldas. El baile de la luz que arroja el fuego resalta el cárdeno color de la sangre que tiñe sustancialmente su cuello. Antes de que pueda reaccionar, una cadena le oprime el pescuezo y siente un cuerpo apoyarse en su espalda al tiempo que susurra en su oído “tú eres el siguiente”.

Las siluetas se mueven violentamente proyectando sombras y formas intranquilas en una danza desesperada que poco a poco pierde fuerza y, con un sonido seco, se escucha termina con el gran cuerpo de la criatura cayendo de frente entre las hojas y la esbelta figura felina de Kashlina irguiéndose con elegancia.

Nació en la oscuridad de los reinos demoníacos, desde que inició su vida de aventuras y sabiduría no ha regresado a los Nueve Infiernos más de unas pocas ocasiones

Una vida de conflictos y viajes le ha enseñado a cazar en cualquier terreno, pero ella siente cierta afinidad por los bosques, donde sus movimientos meticulosos y su agilidad le permiten emboscar a cualquier rival. Esta noche, Kashlina cenará jabalí, su Quarterstaff llevará un par de muescas nuevas y la las bestias del bosque saborearan la carne de un par de Bugbears que otrora cazaran a los suyos.

Al salir el sol, ella retomará el viaje buscando a quien traicionó a su raza. Esta noche Kashlina se baña en luz de luna y victoria. Mañana, volverá a bañarse en sangre

 

Agradecimiento: Jaime Name, Tremendo monje Halfling que cuenta historias y futuro Master Grande del calabozo.