Carta a Vera

Mi meloncita ayer fuimos a verte de nuevo, ya casi es la ultima visita con la doctora que te traerá a este mundo, no sabes lo emocionado que estamos, tu mama sigue soltando lagrimas al escuchar el latir de tu corazón, y como mentirte que yo al ver tu rostro tengo un nudo en la garganta deseando ya que estes con nosotros, ya van 8 meses y medio, la emoción, las ansias y aunque no lo creas un poco de miedo me invaden, seré el hombre mas feliz del mundo.

Solo saber que estas tan cerca  hace que mis manos tiemblan por esas ansias y caricias y si vieras como sonrió..  me contagias de luz que te aseguro ilumina toda la habitación que estamos preparando para tu llegada.

Pasamos la  noche viendo como te mueves en el vientre de mamá, imaginando que bailas y  te mueves con  el ritmo de un bossa Nova hermosa, y  ahora cada vez que escucho la canción de O Pato no puedo dejar de pensar en ti.. mamá tiene otra canción :).. pero es Blurried Lines mas moderna y movida, creo que tu heredaras de tu mamá esa hiperactividad :), así que estas son las canciones que nos hacen pensar en ti.. mas de lo normal.

Te quiero presentar a tus guardianes, a los ” guerreros de  Vera “, los soldados de tu castillo imaginario donde espero  vivas miles de aventuras,  y sabes nosotros estamos haciendo todo lo posible para que cuando llegues, tengas un mundo mejor y lleno de amor donde puedas desarrollar esa imaginación que te llevara a todos los lugares que desees y a superar todos los retos que te encuentres.

la foto

 

 

Marx es el del las orejas grandotas y cara de querer comer, es muy ansioso pero sera muy cariñoso contigo, será tu complice en tus aventuras y seguramente tu confidente de cuando hagas travesuras, podrás esconderte detrás de sus orejas y seguramente  mostrara su actitud de  demencia, sin decir la verdad, él es niño que entregara su corazón, carne hueso y quizas hasta sus croquetas por ver esa sonrisa en tus labios, por disfrutar un momento a tu lado y de ese cariño que el de te ofrecerá de manera desinteresada.

El pequeño negrito es Juan, el es tu sombra, tu grillo cantor, es el angel y el diablito en el hombro, y el mas cariñoso de los perros que podrás imaginar, aunque no lo demuestra  mucho, ya que trata de mantener la imagen de ser un perro rudo y de carácter, seguro con tu mirada se derretirá y se convertira de un viejito gruñón a un cachorro guardian. Juan es  el pequeño  de mamá, ya que fue su compañía y guardian tambien, asi que el te contara muchas  historias y quizas con un poco de celos te dira lo feliz que es mamá desde que sabe que existes, aprende mucho de él, tiene la sabiduría que  todo perro viejo y que ha vivido en la calle puede tener, y tenle mucha paciencia, porque esta viejito.

Quiero que sepas que en este momento tengo un par de lagrimas en las mejillas y no se si es emoción o porque  se esta acortando ya esa distancia para  envolverte entre mis brazos,  ya quiero abrir el telon de nuestra vida de esta etapa que mamá y yo esperamos con tanta emoción . Te prometo que te enseñare a hablar elfico para todos nos entiendan aunque nadie nos comprenda :).

No se como decir “TE AMAMOS  VERA” de otra manera que no sea esta. Para Vera