Hay personas que no saben decir te quiero, hay quienes no pueden dar un abrazo afectuoso sin sentirse débiles, así era mi padre o al menos eso es lo que recuerdo de él, pero hace diez años que espero ese “TE QUIERO”.

Hoy hace diez año cambio mi vida,  la de mis hermanos y la de mi madre, y hace diez años supe por primera vez lo mucho que lo quería, pero jamas pensé que lo iba a extrañar tanto y lo sigo haciendo cada día, ” te extraño jefe” y no sabes cuanto,  si te dijera que muchas veces siento que voy a rendirme, siento caer y  no estas para levantarme, lo tengo que hacer solo,  mis rodillas no paran de sangrar.

Quizás esta por demás reclamarte que han pasado los años y ese hueco en el corazón sigue ahí y no lo puedo llenar, que hoy después de 10 años sigo llorando cuando escribo estas lineas y entre más pasa el tiempo mas miedo me da seguir.

Hoy comprendo muchas mas cosas que cuando te fuiste, cosas que se quedaron a medias, aun en las noches siento que tienes algún concejo que darme, siempre de esa manera tan peculiar tuya que hacia que me sintiera como un tonto que no podía ver lo obvio, quizá era tu forma de decir otra cosa o mostrar preocupación.

Hoy espero que no lo haya  heredado, sin embargo ahora si comprendo esa vieja frase que dice:

Un suspiro es el aire que nos sobra por alguien que nos falta.

Hoy brindare por ti, y me tomare un whisky en las rocas como el que tu acostumbrabas en las noches, y probablemente me fume un CIGARRO BLANCO y si lloraré mucho y  es porque me gustaría que estuvieras aqui, y me dieras una regañada por extrañarte tanto.

Supongo eso secedería.